NL Northern Lights Auto (x3)

Precio Internet:
$ 15.990,0
Precio Tienda:
15.990,0 $ 14.990,0
Freire 1183
Más de 3

La Northern Lights es fácil de cultivar y ofrece rendimientos excelentes. Es una variedad 90% indica dominante, lo que implica que es compacta y se puede cultivar de forma discreta. Los u...

Product default

La Northern Lights es fácil de cultivar y ofrece rendimientos excelentes. Es una variedad 90% indica dominante, lo que implica que es compacta y se puede cultivar de forma discreta. Los usuarios informan de que provoca un colocón relajante y feliz, que alivia los músculos y calma la mente. El aroma posee una clara personalidad indica, pues es terroso, rico y penetrante, llegando hasta el sabor, que también destaca por sus notas frutales y herbales.

Patrón de cultivo de Northern Lights 

Las semillas de Northern Lights son un 90% indica y un 10% sativa. La variedad posee genética autóctona tailandesa y afgana. Ahora muestra muchos de los beneficios de una planta indica dominante: tamaño compacto, subidón relajante.

Como muchas variedades indica dominante, la Northern Lights es de un tamaño relativamente pequeño. Cuando se cultiva en interiores, las plantas alcanzan por lo general una altura entre los 80 y 130 cm. Esto es una buena noticia para aquellos cultivadores que tienen el espacio limitado. 

Los cogollos tienen una apariencia característica. A medida que se van desarrollando generan una gruesa capa de resina, y por lo general están densamente agrupados. Las plantas prosperan en climas cálidos, especialmente en zonas mediterráneas. También pueden cultivarse en interiores o en invernaderos.

Efecto, sabor y aroma de Northern Lights

La genética de la Northern Lights es mayormente indica (90%) y esto queda demostrado por el subidón que produce. Como se espera de una variedad indica dominante, el colocón es muy sedante e intenso. Los usuarios afirman que relaja los músculos y calma la mente. Es un subidón bastante potente, por lo que los usuarios no experimentados deberán tenerlo en cuenta.

El aroma también posee una personalidad típicamente indica. Es penetrante, terroso y rico, aunque no excesivo. Esto es una ventaja para quienes cultivan esta planta en interiores, o discretamente en exteriores. El olor se intensifica ligeramente conforme nos aproximamos al momento en el que los cogollos están listos para ser cosechados, ganando en complejidad tras la cura. Los aromas frutales y herbales se hacen entonces particularmente perceptibles, algo que incluso se puede notar en el sabor.